Comunicado de la ONG

    “Bajar a la calle sin fronteras”, es el nombre con el que dimos en llamar a nuestra ONG, queriendo con ello, transmitir y expandir el espíritu mas profundo y significativo que nos definiría como tal Organización. Este era el mensaje de Nazaria……”ir al hombre, bajar a su nivel…..andamos perdiendo el tiempo si no bajamos a la calle.

    Hoy, este Bajar a la calle,cuando nuestra querida Presidenta nos ha dejado, adquiere una nueva dimensión en un doble aspecto:

    Primero, porque Lucila fue un  ejemplo vivo de esa adhesión al mensaje en un  compromiso constante, sin tregua, implicándose en cuantas formulas encontrara para estar allí, en la calle, en la escuela o…en el gobierno,  siempre poniendo sus talentos al servicio de los demás, sin condiciones, siempre estando, queriendo estar  donde sabia que Dios lo quería.

     Sabedora de que la MISIÓN estaba en las necesidades de los demás, supo estar atenta a cuantas ocasiones y oportunidades  se le presentaban, desde los proyectos mas ambiciosos del Instituto, a las relaciones emocionales mas cercanas, para mostrar de forma humilde pero incansable su vinculación en la vida y destino de todas y cada  una de las personas con las que pudo realizar su compromiso de vida.

    Segundo porque siguiendo su intuición, nos dejó como legado la ONG, para que esta nueva familia sigamos dándole continuidad a esta  hermosa misión de apoyar a los mas desfavorecidos, luchar por los derechos humanos  de los excluidos, trabajar por los olvidados y la dignidad de los hombres.

    Gracias Lucila,  nos diste la oportunidad de poder compartir contigo la Misión y la fraternidad, fue un privilegio el encuentro, por tu persona y por haber  podido vivir contigo el trabajo, la solidaridad y la ilusión en un mundo mejor

    Te fuiste con las botas puestas como un signo mas de fidelidad a tu opción de vida consagrada y a tu compromiso con los pobres. No podía ser de otra forma, nunca dejaste de caminar y de buscar caminos que te llevaran a una mayor proximidad con las personas sus problemas , sus sueños, sus carencias o sus ilusiones, siempre, siempre en la calle con los pies en la tierra y el corazón en la plegaria y la oración.

    No Comments

    Sorry comments are closed for this Post.

    Bajar a la calle sin Fronteras es una organización sin ánimo de lucro.

    User Login